ir aqui

viernes, 19 de enero de 2018

¿Quieres venir a plantar un olmo a Terque?

¡El Olmo de Terque tendrá 10 compañeros, quieres venir a plantarlos!


El próximo domingo día 28 de Enero, a las 11 horas, plantaremos 10 olmos  en diferentes zonas verdes del pueblo.
El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, ha donado al Ayuntamiento de Terque  10  Olmos resistentes a la grafiosis, para su plantación en diferentes  zonas verdes de terreno municipal.  Una donación con la que se quiere  colaborar  en  la recuperación de la especie.
Estos olmos proceden del Programa de Conservación y Mejora de los Olmos Ibéricos, que inició en 1986 el Ministerio, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, como respuesta a la mortalidad generalizada de las olmedas españolas. La llegada de la grafiosis agresiva en la década de 1980,  acabó con la gran mayoría de las olmedas en Europa y Norteamérica. El programa ha conseguido obtener ejemplares autóctonos de Ulmus Minor resistentes a la grafiosis.
Uno de los objetivos de este programa es la conservación de recursos genéticos, con la preservación del mayor número de genotipos posibles, recolectado olmos supervivientes o que habían escapado a la grafiosis para generar colecciones.
También tiene como finalidad la obtención de individuos resistentes a la enfermedad utilizando técnicas de mejora genética forestal. Para ello se evalúa la tolerancia a la enfermedad a través de ensayos de inoculación sobre los candidatos. Los genotipos que muestran tolerancia se seleccionan. Como resultado se cuenta actualmente con 7 clones ibéricos cuyas réplicas pueden ser destinadas a la recuperación de las olmedas naturales y para su uso ornamental. Los olmos donados a  Terque  son replicas de tres de estos clones;  2  ejemplares proceden del  clon Retiro, 2  del clon Dehesa de la Villa y   6 del clon Dehesa de Amaniel, y  todos han sido producidos en el Centro  Nacional  de Recuperación de Recursos Forestales de Alacuas, Valencia. 
Hasta  el año 2019 está vigente el Proyecto LIFE +Olmos que pretende aplicar el conocimiento adquirido durante los 31 años de actividad del Programa Español de Mejora del Olmo para recuperar las funciones ecosistémicas que desempeñaron las olmedas en el pasado.   
Tras más 30 años de actividad continuada, el Programa Español se sitúa como pionero en la conservación y mejora de los olmos a nivel internacional. Los resultados obtenidos han permitido sentar las bases necesarias de conocimiento para el éxito de un programa de conservación y mejora genética. Se trata de la primera vez en Europa que se obtienen ejemplares autóctonos de Ulmus minor resistentes a la grafiosis.
El Olmo común (Ulmus Minor) también llamado Negrillo o Alamo Negro, u Olma cuando se trata de un ejemplar muy grande. Es un árbol caducifolio, con flores hermafroditas y unisexuales, que alcanza los 30 metros e incluso más de altura.  El tronco de estos árboles puede llegar a casi dos metros de diámetro en condiciones óptimas, y tienen la corteza pardo-grisácea o negruzca, gruesa y agrietada longitudinalmente. El olmo común (Ulmus minor) era una de las especies más utilizadas en paseos, parques y plazas para aliviar los rigores del estío.
El olmo centenario de Terque
Como en todas las plazas, los árboles se plantaron con el objetivo de ofrecer sombra a todas las actividades que allí se daban. El  gran olmo de la plaza, es el símbolo de  Terque. Su edad se desconoce, lo cierto es que  en  1781, ya se tiene testimonio escrito de  la existencia de un olmo en la plaza, bajo el que se sentaban para realizar los  arrendamientos  anuales de productos  como el aceite,  el vino  o el horno comunal o de poya.   Las actas capitulares  así lo recogen “En seis dias de enero de mil setecientos ochenta y uno siendo la una de la tarde se sentaron en la plaza de este pueblo de Terque ynmediato al olmo de ella, sitio acostumbrado para correr las ventas los señores don Francisco de Tapia y Juan Alonso…”
El olmo estuvo  siempre presente en el sentir de los Terqueños desde la lejanía, en 1913 Joaquín Romera Tortosa, desde Melilla, donde realizaba el servicio militar, escribe a un familiar lo siguiente "Me enterado que se están yendo a Buenos Aires mucha gente de Terque, pues según veo me parece que al paso que va, cuando yo vaya a ir, voy a tener que hablar con el olmo de la plaza, pues al paso que va, cuando yo vaya, no hay ahí ni Dios."




El Olmo de la Puerta de Purchena de Almería

Ayer pasé por allí
(La Crónica Meridional. Almería Septiembre de 1877)
“Y ya no estaba aquel árbol
Que prestaba sombra al pobre,
Refugio de los gitanos.
Bajo cuyas verdes ramas
Estos llevaban á cabo
Sus negocios y sus ventas,
Sus compras y sus contratos;
Punto general de cita
De las doncellas de cántaro
Que visitan diariamente
La fuente de mas abajo;
Asilo de forasteros
Y de palurdos amparo
Que cuatro generaciones
Con respeto contemplaron
¿Quién tu centenario tronco
Cortó con aleve mano
Dando así una prueba al mundo
De sus instintos vandálicos?
¿Dónde harán ahora sus nidos
Los pobres y errantes pájaros
Que entre tus ramas altivas
Sus canción  entonaron?
Árbol, que fuiste testigo
De escenas y de hechos tantos
Que debieran esculpirse
En lápidas de alabastro,
Tú, que llevar al patíbulo
Vistes a los Colorados
Victimas del furor ciego
Del absolutismo bárbaro
Tú, que de la antigua puerta
De Purchena, el ancho arco
Contemplaste; tú, reliquia.
De los tiempos que pasaron.
Olmo antiguo y venerable,
Con tus productos acaso
Se nivele el presupuesto
Del Municipio Urcitano.
Porque no por otra causa
Comprendo ¡voto al diablo!
Que haya existido un Alcalde
Que toleré el atentado,
Arbol lozano y frondoso
Que desde que era muchacho
Siempre vi con alegría
Tu copa al cielo elevando;
Olmo ilustre, á cuya sombra
Ibn  los enamorados
Para esperar la tartana
Y marchar de  juerga al campo.
No sabes cuanta es mi pena,
Al mirarte hecho pedazos...
Y el justo cielo permita
Que al que fué autor de tu daño
Cuando abandone este mundo
Lo lleven al Campo Santo
Metido en un ataúd
Con tus ramas fabricado
Adiós, fenecida gloria
Adiós, venerable árbol.”



Design by: Remedios Fernández